Carbohidratos simples y carbohidratos complejos

Ejemplos de carbohidratos complejos y simples

Los carbohidratos simples son azúcares. Todos los carbohidratos simples están hechos sólo de una o dos moléculas de azúcar, lo que significa que son muy rápidos de digerir, y por lo tanto, la fuente de energía más rápida para el cuerpo.

Algunos alimentos que aportan carbohidratos simples son:

  • Azúcar de mesa
  • Azúcar moreno
  • Sirope de maíz – jarabe de maíz
  • Miel
  • Jarabe de arce – sirope de arce
  • Melaza
  • Mermelada
  • Zumos de fruta
  • Refrescos (de cola, etc.)
  • Dulces (golosinas , etc.)

Los carbohidratos complejos son almidones o féculas que están compuestos de moléculas de azúcar entrelazadas en una espiral y que a menudo contienen fibra, lo que provoca un efecto saciante y es sano.

Los carbohidratos complejos se encuentran a menudo en alimentos enteros, como verduras y hortalizas, que además contienen altos niveles de vitaminas y minerales.

Alimentos que contienen carbohidratos complejos son:

  • Verduras de hojas
  • Cereales integrales y sus compuestos, como gachas de avena, pasta y pan integral
  • Vegetales con almidón, como las patatas, el maíz y la calabaza
  • Alubias
  • Lentejas
  • Guisantes

Diferencias entre carbohidratos simples y complejos

Todos los carbohidratos están hechos de una mezcla de azúcar, fibra y almidón. El azúcar es una carbohidrato simple, mientras que la fibra y el almidón son carbohidratos complejos. La proporción de estos tres compuestos determina si un carbohidrato es simple o complejo.

Ambos tipos se encuentran en diversos alimentos, por lo que la lista de carbohidratos es larga.

Los carbohidratos son uno de los macronutrientes principales (glúcidos, proteínas, y lípidos) y la principal fuente de energía para el cuerpo.

Los carbohidratos simples son los que engordan, ya que su absorción por el cuerpo es rápida, mientras que los carbohidratos complejos tardan más tiempo en ser digeridos, lo que es más sano para el cuerpo.

Carbohidratos simple = mala alimentación

Cuando nos hablan de que los carbohidratos engordan, se refieren a los simples, que son azúcares, y la gran mayoría se encuentran en alimentos procesados y en la leche. Estos alimentos a evitar en nuestra dieta son:

  • Refrescos azucarados – Bebe agua con limón, por ejemplo
  • Tartas y pasteles – Prueba con la fruta
  • Galletas empaquetadas – No solo contienen azúcares añadidos, sino que además aportan grasas perjudiciales para la salud
  • Zumos de frutas – Son una gran cantidad de azúcares muy fáciles de digerir, prueba las frutas enteras
  • Paquetes de cereales de desayuno – Están repletos de azúcares añadidos, prueba con avena o muesli

Todo es culpa de la insulina

La insulina es la clave de todo esto. Cuando comemos algo, el páncreas da la orden de producir insulina, que se encarga de procesar el azúcar de la siguiente forma: primero lleva el azúcar (que proviene de los carbohidatos principalmente) a los músculos para consumirse directamente.

Si sobran estos azúcares, los almacena en forma de grasa.

Si un azúcar se absorbe muy rápidamente, como el de los carbohidratos simples, todo se almacena en forma de grasa. Si se va absorbiendo poco a poco, los niveles de insulina no suben demasiado, por lo que se almacenará menos grasa y se consumirá más energía de forma directa.

Además, volveremos a tener hambre poco después de comer.

Carbohidratos complejos = Buenos para la salud

No solo los carbohidratos complejos tardan más en digerirse, sino que además nos aportan vitaminas, minerales y fibra, además de áÁcido fólico, hierro y potasio, que son básicos para una alimentación equilibrada. Al ser la digestión más larga, nos darán la sensación de estar saciados.

Un consumo apropiado y habitual de carbohidratos complejos es la clave para mantener la salud a largo plazo. Te ayudan a mantener tu peso y a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de diabetes como la del tipo 2.

Una respuesta a “Carbohidratos simples y carbohidratos complejos”

  1. Muy ciero, evitemos los carbohidratos simples, dañan la salud. Es energia intensa pero muy breve. Evitemos todo tipo de galletas, la leche y todo tipo de dulces empaquetados. Prefiramos lo dulce de la fruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.