≡ Menu

Las dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos no dañan el corazón

Dos nuevos estudios de la Universidad Johns Hopkins concluyen que las populares dietas tipo dieta Atkins que consisten en comida baja en carbohidratos y alta en grasas no representan ningún riesgo para la salud del corazón de las personas obesas.

Investigadores del Institute del Corazón y Vascular en la Universidad Johns Hopkins realizaron dos estudios separados, examinando la relación de las dietas populares para perder peso y la salud del corazón. El investigador principal del estudio y el fisiólogo Kerry Stewart, Ed.D. dijo que tal vez, un énfasis excesivo en dietas bajas en grasa en los Estados Unidos ha contribuido a la epidemia de obesidad en los EE.UU.. En un comunicado de prensa explican que la dieta baja en grasas estimula el exceso de consumo de alimentos bajos en grasa, que tienden a ser menos saciantes.

Sin embargo, en los últimos años las populares dietas bajas en carbohidratos, como Atkins, South Beach, y la de la zona también han sido criticadas porque, a pesar de evitar los carbohidratos, tienden a tolerar un mayor consumo de grasa. La ingesta elevada de grasa en la sangre aumenta el colesterol que a su vez provoca la acumulación de placa en las arterias, lo que lleva a la enfermedad cardiovascular.

Por lo tanto, cuando se trata de elegir un programa para perder peso, es normal que la gente esté confusa.

En el primer estudio, que se presentará en el American College of Sports Medicine en Denver, los investigadores estudiaron a 46 participantes que pesaban en promedio 100 kilogramos. Los pacientes fueron asignados a un programa de ejercicio de 6 meses más una dieta baja en carbohidratos o una dieta baja en grasas. La dieta baja en hidratos de carbono se les permitió el 30 por ciento de calorías provenientes de pastas, panes y frutas y el 40 por ciento de su dieta provenían de las grasas (carnes, lácteos, frutos secos, etc.) A diferencia de la dieta baja en grasas se les permitió no más de 30 por ciento de calorías provenientes de grasa y 55 por ciento de hidratos de carbono.

De acuerdo con los resultados del estudio, ambos grupos perdieron un promedio de 10 libras, sin embargo, al grupo bajo en grasas le llevó un mes más en llegar a la pérdida de peso propuesta. Además, el grupo de la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas no mostró evidencia de mayor riesgo cardiovascular.

“Nuestro estudio debería ayudar a disipar las preocupaciones de que muchas personas que necesitan perder peso tienen sobre la elección de una dieta baja en hidratos de carbono en lugar de una baja en grasas, y ofrecen una garantía de que los dos tipos de dieta son eficaces en la pérdida de peso y que una baja en carbohidratos, no parece plantear ningún riesgo inmediato para la salud vascular “, dice Stewart. “Más personas deberían considerar una dieta baja en hidratos de carbono como una buena opción”, añade.

El segundo estudio analizó los efectos cardiovasculares a corto plazo de la ingesta de una comida muy rica en grasas. Los investigadores examinaron los vasos sanguíneos de los participantes antes y después de comer una comida de McDonald que constaba de dos English McMuffins y patatas fritas. Los investigadores se sorprendieron al encontrar que no había ningún efecto inmediato de esta comida en el sistema vascular.

“A pesar de consumir una comida alta en grasa de vez en cuando no parece causar ningún daño inmediato a los vasos sanguíneos”, dice Stewart. Sin embargo, advierte una vez más el peligro de comer este tipo de alimentos habitualmente.

En resumen, los investigadores de la Johns Hopkins concluyen que para las personas obesas que buscan perder peso, una dieta baja en carbohidratos, y alta en grasas puede ser una opción segura y efectiva.

“Las personas con sobrepeso y obesos parecen tener realmente opciones a la hora de elegir un programa para bajar de peso, incluyendo una dieta baja en carbohidratos, e incluso si eso significa comer más grasa”, dice Stewart.

Más sobre alimentos sin carbohidratos y menús para dietas bajas en carbohidratos
Artículo en Dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos no son perjudiciales para la salud.